Motricidad fina en casa

A los más pequeños les encanta practicar en casa todo lo que aprender día a día en el colegio. Si les proponemos actividades que requieran su atención y concentración seguro que veréis la ilusión que les hace y se dedican a ello con ganas.

Por eso os proponemos una serie de juegos para mayores y pequeños con los que pueden practicar la motricidad fina, tan importante para su desarrollo global.

  1. Trasladar bolitas

Se trata de jugar con pequeñas bolitas de lana (pompones), de papel, garbanzos, o el material que tengáis en casa y trasladarlos a diferentes recipientes. Podéis aprovechar el cartón de los huevos, una cubitera o simplemente pequeños botes para que jueguen a clasificar las bolas.pompones

Los más pequeños pueden coger las bolitas directamente con los dedos y a los mayores podemos darles instrumentos como pinzas, palillos chinos, etc. para que la actividad sea más adecuada a sus capacidades.

pinzasSegún la edad del niño, podéis jugar a clasificar por colores, o poner números en los recipientes para que tengan que llenar con la cantidad que corresponda. O si son muy pequeños simplemente a moverlos de un lado a otro y practicar la pinza con los deditos.clasificar colores pompones compartimentos

2. Macarrones

Los macarrones son un elemento que también sirve para estas actividades, sobretodo para los más pequeños.

Una opción es introducir macarrones por pequeños agujeros que hemos hecho previamente a una tapa, ya sea de una caja de zapatos o una lata de leche en polvo. El agujero tiene que ser del tamaño justo para que quepa el macarrón pero que el niño tenga que hacer algo de fuerza para meterlo, y así conseguir el objetivo que buscamos que es fortalecer la pinza.

Otra opción sencilla es clavar espaguetis en una bola de plastilina y que tengan que introducir los macarrones para hacer una “torre”. Es una actividad que requiere precisión porque si no van con cuidado se puede romper el espagueti. Para muy pequeños se pueden usar pajitas o similar (pero el macarrón tendrá que ser más grande). ensartar macarrones

Por último están los collares de macarrones de toda la vida. Si se tiñen de colores puede quedar una serie muy bonita y a los niños les encanta.collar macarrones

3. Hama beads

Si todavía no conocéis las hama beads os encantará las posibilidades que ofrecen. Se trata de unas piezas redondas que parecen para hacer collares o similar, y se utilizan con bases como estas para hacer dibujos.

Si buscáis por internet encontraréis cientos de plantillas e ideas.

Existen varias marcas y tamaños, de forma que cuanto más pequeñas son las piezas más dificultad tiene el juego. Se pueden comprar en botes grandes donde van todas mezcladas (las podéis encontrar en Ikea o Abacus, por ejemplo) o por colores separados.

Esta actividad es muy completa para niños de 4-5 años en adelante, porque requiere precisión, paciencia y desarrolla su creatividad. No está recomendada para menores de 3 por el tamaño de las piezas (que pueden resultar peligrosas) y la dificultad de la tarea.

La gracia de esta bolitas es que luego pasamos la plancha por encima con un papel vegetal y las piezas se derriten un poco y se quedan pegadas entre ellas, formando así dibujos que se pueden utilizar para decorar todo tipo de cosas.

PD: las imágenes de este post son de diferentes webs que podéis consultar para encontrar más juegos caseros.


Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

w

S'està connectant a %s