Aprendiendo a nadar

La natación es uno de los deportes más completos ya que beneficia tanto a nivel físico, como psíquico y social. La introducción en edades tempranas aporta al niño un sinfín de cosas positivas.

A nivel físico mediante el aprendizaje de distintos ejercicios,  el niño  avanza en habilidades psicomotrices: como es la movilidad del cuerpo, la flotabilidad, el equilibrio, el control de la respiración y la coordinación. Ya que, en el agua, el niño encuentra la posibilidad de moverse con gran libertad y continuidad de movimientos.

En el plano psíquico la natación le aporta un ambiente lúdico y relajante, generando independencia y autoconfianza. Le ayuda a relajarse y a mejorar los estados de ansiedad.

En el plano social ayuda a mejorar la relación con sus compañeros, aplicar juegos compartidos, activando la diversión y el espíritu de juego. Incrementa el vínculo con familiares y amigos desarrollando hábitos y capacidades sociales.

¡A los alumnos de P3 les encanta la actividad de natación de los viernes!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s