Una receta para educar: cuidar el matrimonio

Educar es una tarea apasionante, sí, pero también agotadora y estresante. Y es muy normal que perdamos la paciencia (como dice María Soto que “el que nunca pierde la paciencia en casa no tiene hijos, tiene muebles”). Pero la paciencia no solo se pierde con los niños, también se pierde, muy a menudo, con la pareja: diferentes visiones sobre cómo educar y unos niños que no sabemos si saben latín pero sí saben muchas veces aprovechar esas diferencias de opinión en beneficio propio y la falta de tiempo para ponernos de acuerdo hace que los desencuentros con nuestro cónyuge sean muy frecuentes.

 

Hoy reflexionamos sobre cómo cuidar el matrimonio para educar y disfrutar juntos.

Os ofrecemos claves para construir el mejor equipo con vuestra pareja para educar a vuestros hijos.

1.- Cuidar el matrimonio para educar  no implica estar de acuerdo en todo, sino respetarse, validarse y no desautorizarse.

La pedagoga Eva Bach considera que lo fundamental es que ambos progenitores “nos situemos en un plano de igualdad. A veces hay padres y madres que se sitúan por encima del otro: en el fondo se creen mejores, lo descalifican, lo ningunean, lo invalidan”. Eva también señala que “nuestros hijos no necesitan que estemos de acuerdo en todo, la diversidad es riqueza”, pero “sí necesitan que nos validemos, nos respetemos y confiemos el uno en el otro”.

2.- Cuidar el matrimonio supone cuidarse y comunicarse de forma positiva

Eva Bach señala que debemos cuidar el matrimonio para evitar “paliar las carencias en la pareja con los hijos”. Reservar un tiempo para conversar, pasar tiempo juntos, garantizar que, juntos o por separado, reservamos tiempo para nuestras aficiones y proyectos personales, y comunicarse de manera positiva con el cónyuge son algunas de las claves. Como cuenta la autora del blog Tigriteando, algunas de las claves para mantener una comunicación más positiva con la pareja (que en realidad son también claves para mantener una comunicación positiva con los niños) son:

  • Escuchar de verdad a nuestra pareja.
  • Emitir mensajes positivos, de agradecimiento o reconocimiento, a nuestro cónyuge. Y si es delante de los niños, mejor.
  • Hacerle preguntas que fomentan la conexión y muestran interés verdadero, como “¿qué necesitas?”, “¿cómo te sientes?”
  • Eliminar los reproches, aceptar al otro y sustituir el “Es que tú has hecho…” por “Cuando pasa esto yo me siento….”
  • Entender que nuestra felicidad no es responsabilidad de nuestra pareja, sino de cada uno de nosotros. Por eso, sustituiríamos los reproches por la asertividad (manifestar con respeto nuestras emociones y opiniones y respetar las de los demás).
  • Entender los errores como una oportunidad para aprender, reparar y conectar.
  • Poner el foco en las soluciones en lugar de en los problemas. “¿Cómo podemos solucionar esto?”, “¿Qué podemos hacer la próxima vez para hacerlo mejor?” serían las cuestiones clave.
  • Disfrutar de las pequeñas cosas: Si no podéis iros a la ciudad del amor cuatro días de viaje de pareja, tal vez si podáis ver juntos una película, o disfrutar de una cena cuando los niños ya duermen o simplemente endulzar el maratón que es el día a día de caricias, besos, detalles…

3.- Cuidar el matrimonio para educar implica disfrutar reflexionando juntos sobre este viaje agotador pero apasionante.

Educar es toda una aventura que hemos decidido emprender juntos, así que parece buena idea disfrutar esa aventura, deleitarse en el paisaje, animarse a superar los retos que encontremos en el camino y reflexionar sobre la mejor ruta, los destinos a los que queremos llegar y con qué equipaje queremos ir por la vida.

Por eso os invitamos a reflexionar continuamente sobre los grandes retos educativos que nos encontramos con el camino para encontrar vuestro propio estilo. Podéis encontrar información sobre los Cursos de Orientación Familiar que organiza la Asociación Fert, que os ayudarán a hablar de todos estos temas.


Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

w

S'està connectant a %s