Queridos Reyes Magos: Juguetes de 0 a 3 años

Estamos en la antesala de Navidad y seguro que muchos andáis pensando que juguetes pueden poner vuestros hijos en sus cartas. Los juguetes son esenciales en la vida de los niños ya que a través de ellos conocen su entorno, desarrollan sus habilidades y aprenden a relacionarse. Conocer cuáles son los juguetes más recomendables de acuerdo con su edad no es una tarea fácil, por eso hoy os queremos ayudar un poquito a escoger los juguetes para vuestros hijos en la etapa que va de los 0 a los 3 años.
En primer lugar, es importante conocer bien la etapa de desarrollo en la que se encuentra el niño para así ofrecerle juguetes que se adapten a sus intereses y a su nivel de desarrollo cognitivo, motor y psicológico. Los niños, a medida que van creciendo, van cambiando sus gustos e intereses y adquieren nuevas habilidades y destrezas. Por ello, los juguetes también van cambiando.
Otro aspecto que hay que tener en cuenta a la hora de escoger un juguete es que sea seguro para el niño, es decir, que no sea demasiado grande con el que pueda hacerse daño o bien que no haya piezas pequeñas con las que se pueda atragantar. En el caso que no sea un juguete seguro es importante que el adulto siempre esté cerca.

  • Juguetes para estimular la comunicación y relación social

Tal y como decía Aristóteles el hombre es un ser social por naturaleza. Nacemos con esta característica social y la vamos desarrollando a lo largo de nuestra vida. El niño necesita comunicarse y sentirse comunicado tanto con el adulto como con sus iguales. Por eso habla con tu bebé, sonríele, acarícialo, hazle un masaje, más adelante póntelo en la falda, cántale, baila con él, hazle cosquillas, cuéntale un cuento, juega a “cucutat”, juega con marionetas… Hacia los dos años los niños empiezan a tener interés por el juego simbólico, así que es el momento de montar un mercado, un zoo, una granja, casitas con muñecas, talleres de coches, salas de médicos…

  • Juguetes para mejorar la destreza manual:

El niño desde pequeño tiene la necesidad de interactuar con los objetos: cogerlos, tirarlos, arrastrarlos, apilarlos…Conforme va creciendo, utiliza sus manos para realizar tareas cada vez más complejas como: encajar piezas con precisión, pasar un cordón por un agujero, pintar con lápices de colores, abrocharse los zapatos…
Cuando el bebé todavía no se sienta podemos ponerlo en el suelo encima de una manta de juegos con objetos cerca para que pueda cogerlos, observarlos y llevárselos a la boca tipo mordedores de plástico o madera. Cuando aprenda a sentarse podemos ofrecerle una cesta con objetos para que pueda explorarlos como por ejemplo la cesta de los tesoros.

Entre los 12-18 meses ya podremos ofrecerle:

  • Cubos apilables
  • Construcciones grandes de plástico
  • Casas para encajar formas
  • Trasvases con agua
  • Jugar con botes para que los abran y los cierren

A partir de los 18- 24 meses:

  • Encajes
  • Construcciones: vías de tren, con troncos, cajas de cartón
  • Trasvases con agua, arroz, lentejas, garbanzos (siempre cerca del niño)
  • Tableros con roscas, cremalleras, candados…
  • Plastilina, colores, adhesivos…
  • Papeles para que pueda arrugarlos, hacer bolitas y meterlos en un recipiente.
  • Puzles

Es decir, cualquier actividad que nuestro hijo realice con sus manitas le ayudará a potenciar su destreza manual. Como veis no es imprescindible que sea con un juguete, también podrá hacerlo ayudando en casa preparando un pastel, encendiendo y apagando la luz, poniéndose y sacándose los zapatos, el abrigo, el pijama, ordenando los juguetes, poniendo la mesa…

  • Juguetes para estimular la coordinación motora

Los niños necesitan el movimiento para poder explorar y descubrir el entorno que les rodea. ¿Qué padre o madre se libra de haber dicho alguna vez “estate quieto”? y es que así son los niños, incansables. Se pasan el día: gateando, corriendo, saltando, subiendo y bajando escaleras, tocando todo lo que tienen a su alcance, y si no lo tienen se las ingenian para conseguirlo. Por ello, es importante dejarles espacio para moverse ya que a través del movimiento irán construyendo sus propios aprendizajes. Algunos juegos que podéis jugar en casa sin necesidad de comprar juguetes son: gatear, arrastrarse como un cocodrilo, caminar por encima de una cuerda, saltar objetos, jugar al escondite, a pica pared etc.

Esta estimulación también la podemos conseguir con juguetes como:

  • Mantas de juego
  • Colchonetas
  • Túnel de gateo
  • Aros
  • Pelotas
  • Triciclos, patinetes, coches, bicicletas…
  • Materiales específicos para realizar actividades motrices.
  • Juguetes para estimular la percepción visual, auditiva y táctil

El bebé empezará a conocer el mundo que le rodea a través de sus sentidos. El niño todo lo que ve lo toca, lo muerde y si además lo escucha, es mucho más atractivo y divertido. No olvidemos que un bebé cuando nace nos reconoce por el olor, por nuestra silueta cuando nos ve y por nuestra voz. Y entiende nuestros mensajes por el tono con que le hablamos y nos dirigimos a él. Algunos juegos o juguetes que pueden ayudarle son:

Auditiva:

  • Sonajeros
  • Palos de lluvia
  • Cuentos con sonidos
  • Cantar o escuchar canciones de distintos estilos musicales
  • Tocar instrumentos musicales (maracas, xilófono, campanillas…)
  • Jugar a esconder un objeto sonoro y luego buscarlo
  • Jugar a imitar sonidos de animales

Visual:

  • Móviles cuna
  • Sonajeros de pies y manos
  • Espejos
  • Botellas sensoriales
  • Cuentos, imágenes, fotografías
  • Juegos de luces y de colores
  • Marionetas de dedos

Táctil:

  • Pelotas con diferentes texturas
  • Explorar objetos con distintos materiales: madera, hierro, plástico, cartón…
  • Muñecos o cuentos con distintas texturas
  • Actividades que permiten que el niño con sus manos: abroche-desabroche, cremallera, lazos, velcro, papel arrugado, papel suave, diferentes telas…
  • Actividades que le permitan que con sus manos o pies aprecie diferentes texturas por el cambio de material: duro, blando, liso, lijado, suave, áspero…

Para terminar, hay que tener en cuenta que no es bueno avasallar al niño con muchos juguetes, pues de esa manera lo único que conseguiremos es que no sepa por cuál decantarse e incluso pueda llegar a perder el interés.
Ahhhhh y no os olvidéis de envolver cada juguete, jugar con los papeles y las cajas a estas edades es de las cosas que más les gustan, seguro que lo habéis comprobado 😉


Anna Anguita
Tutora P1


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s