Una receta para educar: cuidar el matrimonio

Educar es una tarea apasionante, sí, pero también agotadora y estresante. Y es muy normal que perdamos la paciencia (como dice María Soto que “el que nunca pierde la paciencia en casa no tiene hijos, tiene muebles”). Pero la paciencia no solo se pierde con los niños, también se pierde, muy a menudo, con la pareja: diferentes visiones … More Una receta para educar: cuidar el matrimonio